Últimas Entradas

Árbol genealógico de los Austrias

El árbol genealógico de los Austrias es un tema muy interesante para los amantes de la genealogía. La dinastía de los Austrias fue una de las casas reales más poderosas de Europa, ocuparon el trono de las principales monarquías en diferentes lugares de Europa y del mundo entero.

La casa de los Austrias es como se le conoce en España al linaje de los Habsburgo, quienes ostentaron la monarquía mostrando un rasgo físico particular que los distinguía, lo que ha marcado la relevancia del árbol genealógico de los Austrias.

Los Habsburgo

Este poderoso linaje proviene de Suiza, específicamente el fundador de la dinastía, el Conde Radbot de Habsburgo, comenzó una poderosa y ambiciosa serie de estrategias y alianzas matrimoniales que lo llevaron a adquirir gran riqueza y poder.

En el Siglo XIII Rodolfo I de Habsburgo logró ser nombrado Rey de los Romanos y en 1452 el Duque de Austria Federico III, fue elegido como Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, título que ostentó la dinastía hasta sus últimos días.

árbol genealógico de los austrias

Los Habsburgo fueron la casa real que ocupó el trono en la Monarquía Hispánica entre los Siglos XVI y XVII, desde que se coronó al Rey Carlos I en el año 1516, quien ocupó el trono junto a su madre Juana I de Castilla, hasta que se precipitó el fin del linaje con la muerte de Carlos II, quien, al no dejar herederos para su corona, propició la Guerra de Sucesión Española.

El territorio Español fue regido por 5 reyes que pertenecían a la dinastía de los Habsburgo quienes, como ya se mencionó, ostentaban el título de representantes del Sacro Imperio Romano Germánico.

Este linaje de reyes está dividido en los Austrias Mayores (Carlos I de España, Carlos V de Alemania y Felipe II); que fueron los grandes artífices constructores del imperio, llevando a España a liderar uno de los bastiones del mundo como una potencia consolidada.

Los Austrias Menores (Felipe III, Felipe IV y Carlos II) gozaron de privilegios inimaginables: lujos, abundancia y decadencia como resultado de heredar la corona en una época considerada como el Siglo de oro de las artes, las letras y la riqueza extrema.

árbol genealógico de los austrias

Orígenes de la dinastía de los Habsburgo en España

La instauración del linaje de la casa real de los Habsburgo en España se inició con el arreglo matrimonial entre Felipe de Habsburgo y la digna representante de la noble cuna, la Infanta Doña Juana de Castilla, la hija de los Reyes Católicos.

Este enlace real fue una estrategia inteligente para frenar la expansión de las casas reales francesas, que estaban determinadas a reinar en toda Europa; por lo cual la unión de poderes entre los linajes de Castilla y Aragón con los de la casa de los Habsburgo, era la solución más inteligente y efectiva que, como una alianza útil, se instauró en el corazón del continente.

Felipe I

El primer Rey hispánico de la dinastía de los Austrias es Felipe I llamado “El Hermoso”, quien asciende al trono de Castilla en el año 1506 luego del fallecimiento de la reina Isabel “La católica”.

El arreglo al que se llegó en ese entonces fue que el Rey Fernando “El católico” otorgaba, en su condición de monarca, los derechos del trono pertenecientes a la Corona Castellana a Felipe (su yerno), mediante un documento llamado la Concordia de Villafáfila.

Por obra del destino Felipe I “El hermoso” tuvo un reinado efímero debido a su sorpresiva y prematura muerte, sólo logró estar en el trono durante un año aproximadamente. Este particular representante de la casa de los Austrias tenía un célebre origen, pues era hijo del Emperador Maximiliano I de Habsburgo y de su esposa María de Borgoña.

Al ascender al trono, Felipe I logra el aumento del territorio, bajo la Monarquía Hispánica los lejanos territorios de Austria, Tirol, Borgoña, Flandes, Holanda, Luxemburgo y Alemania.

Fruto de la unión de Felipe I con Doña Juana nacieron seis hijos llamados Leonor, Carlos, Isabel, Fernando, María y Catalina; de los cuales Carlos sería el futuro heredero de la Corona. Ante la muerte de Felipe I en el año 1506, Fernando “El Católico” tiene de nuevo los derechos absolutos sobre la Corona de Castilla.

De Fernando II al Rey Carlos

La muerte de Fernando II llevó a la coronación de Carlos Primero de Castilla y Aragón que fue elegido en el año 1519 con Emperador con el nombre de Carlos V.  

Su madre permanece como Reina titular de Castilla hasta su muerte en el año 1555 con lo cual Carlos hereda también el título de Rey de Castilla. Esto da como resultado que el Emperador y Rey Carlos sea el noble más poderoso de la época de la cristiandad.

Fue Carlos I de España quien dividió la Casa Real de Los Habsburgo en dos líneas diferentes: la Austríaca y la Española.

Luego lo sucedieron en el trono, Felipe II de España, llamado “El Prudente” (1556 – 1598); Felipe III de España llamado “El Piadoso” (1598 16210); Felipe IV “El Grande” (1621 – 1665) y el último de los representantes de la dinastía Carlos II “el Hechizado” (1665 – 1700).

El prognatismo de los Habsburgo

Prognatismo de los habsburgo

La dinastía de los Habsburgo practicó la endogamia por generaciones, por lo cual eran comunes las uniones matrimoniales entre familiares cercanos; esta estrategia fue utilizada como un instrumento para fortalecer el poderío de la casta familiar y es fácilmente evidenciada en el árbol genealógico de los Austrias.

Si Felipe I y Maximiliano I de Alemania ya tenían un mentón prominente y muy llamativo, fue Carlos V de Alemania y I de España quien le dio más protagonismo a la condición de prognatismo.

Entre los representantes de esta Casa Real existieron casos de mandíbulas prominentes visibles en mayor o menor grado, siendo el caso más notorio el de Carlos II “El Hechizado”.

En Carlos II el problema era tan grave que el tamaño de su mandíbula y su disposición antinatural lo obligaba a tener todo el tiempo la boca parcialmente abierta, también tenía una dificultad muy grande para articular las palabras; esta condición lo hizo padecer de enfermedades derivadas de la mala deglución de los alimentos.

El elevado nivel de consanguinidad que heredó este monarca lo hizo portador de alteraciones genéticas que, además de su exagerada mandíbula, le produjeron incapacidad para engendrar un sucesor al trono de la Corona Española, dejando plasmado en la história el árbol genealógico de los Austrias.

Awin